Running León - Inicio
Corre en León
Running León » Forum » Gente que corre en León » Hombres
 » Alfonso Salguero: historia de un maratoniano
Por favor ingresa o regístrate.

Ingresar con nombre de usuario, contraseña y duración de la sesión


Autor Tema: Alfonso Salguero: historia de un maratoniano  (Leído 3066 veces)



Desconectado FranChu

  • Administrador
  • Veterano
  • *****
  • Mensajes: 9.872
  • Reputación: +60/-3
  • Objetivo: volver a correr y ¡¡DISFRUTAR!!
    • Running León
Alfonso Salguero: historia de un maratoniano
« en: Sábado 16 de Marzo de 2013, 09:49:48 »
Alfonso es otro de los corredores populares leoneses que, aunque muchas veces pasa desapercibido, tiene el espíritu del running muy arraigado, como comprobareis en la historia que nos ha enviado y que ha querido compartir con nosotros.  En la misma explica cómo ha sido su evolución como corredor, desde que empezó "sin querer" hace ya 9 años hasta su reciente segunda maratón en Sevilla.  Actualmente entrena con el grupo de la escuela ULE-Chorco.  ENHORABUENA Alfonso, por tu logros personales y por esta gran historia que nos cuentas  ;)

Corre el año 2004, hace ya casi 7 años que dejé de nadar, y un buen día, sin saber muy bien por qué, decido ponerme a correr. No pretendo nada, no sé ni lo que es una carrera popular y mucho menos se me ha pasado por la cabeza correr algún día un maratón. Corro, no entreno, voy en chándal, ni siquiera tengo ropa “técnica”, uso las mismas zapatillas que para jugar al fútbol, no sé ni a qué ritmo voy ni cuanto se tarda en hacer un kilómetro, voy con un Casio, no con un Garmin… Está claro que aún no me ha picado el “bicho”, y a mí no me iba a picar, o al menos eso pensaba yo, eso sólo le pasaba a otros.

[br /]

                  En el Abril de 2005, animado por mi hermano Juanma decido correr mi primera Media Maratón, ya empezamos, la Vig-Bay, con la única pretensión de llegar a meta. Lo consigo, sufro como en mi vida, está claro que no iba bien preparado, entro en 1 hora 46 minutos, lo cual para mi es todo un triunfo y me juro que no me volverán a pillar en otra, … pues sí, me equivoqué de cabo a rabo. A partir de ese momento, y una vez pasado el sofocón, retomo mis rutinas, ahora sí, poco a poco se puede ir diciendo que de entrenamiento, al menos yo ya empiezo a llamarlo así, aunque sigo corriendo lo que me parece y cuando me parece. Van pasando las Medias, 1hora 43 minutos, 1 hora 35 minutos (II Media de León año 2010),…, por entonces mi amigo Boya corre su primer Maratón, el de Madrid y me empieza a picar con el tema, a mí no me interesa, pero para nada, bastante tengo yo en casa con 2 niñas pequeñas como para preparar un Maratón pensaba yo. [br /]

[br /]

                  Noviembre 2010, fecha clave en mi breve historia como corredor, empiezo a acudir con regularidad a la nueva escuela de corredores populares que han montado en la ULE. Fran Torralba, un viejo conocido del barrio, junto con Rafa se convierten en mis entrenadores. Vamos avanzando, ahora tengo hasta entrenadores. Aparecen nuevos invitados en mi vida, las gomas, las series, los acondis, los oregones , las cuestas, el Garmin, y sobre todo un montón de nuevo amigos y amigas que hacen que todo esto se lleve con mucha más alegría, NO TODO ES CORRER!!. He de confesar que por entonces cumplía los entrenos al 60%. III Media de León, 1hora 28 minutos, seguimos mejorando, dónde estará mi límite pensaba, bajar de aquí imposible, pues no, con sacrificio y entrenamiento se baja, menuda que si se baja.

[br /]

                  Comienza el curso 11-12, mi mujer empieza a venir a la escuela, y grata sorpresa, se engancha, la verdad que está mal que yo lo diga pero pensaba que no iba a durar ni un mes. Quizás esto sea el detonante y ahora sí, por primera vez me empieza a rondar la cabeza la idea del Maratón. Se jodió, me picó el "bicho". Lo hablo con varios de mis compañeros, Pipas, Javi, Ilu…., y decidimos, en buena hora, debutar en Madrid, la MAPOMA, su madre!!!! Desatendemos los consejos de otros corredores más veteranos que nos dicen que Madrid no es el mejor Maratón para iniciarse, pero nosotros queremos hacerlo a lo grande. Que Madrid es el más duro, pues con dos “huevos”..., todos para Madrid. [br /]

[br /]

                  Empieza la preparación específica y después de varias semanas y unos cuantos centenares de kilómetros empiezo a hacer mía una frase que escuché alguna vez por ahí: “lo duro no es correr el Maratón, lo duro es prepararlo…” qué razón... Estamos en León, pleno invierno, entrenos prácticamente a diario, madrugones los fines de semana, hay que conciliar la vida familiar y la deportiva (gracias a los que no tenéis peques por amoldaros), tiradas de más de 20 kilómetros todas las semanas, varios grados bajo 0, pero todo eso no hace sino fortalecernos, el sacrificio, la entrega, el compañerismo,  el sentimiento de pertenecer a algo importante, son valores que se apoderan de nosotros y hacen que todo sea más épico si cabe, si además de rodar 25 kilómetros se pone a nevar, mejor, nada se pone en nuestro camino. Doce semanas por delante, más de 1000 kilómetros de preparación, 8 Kilos de peso por el camino, muchos días buenos, y otros muchos malos, llega la octava semana, punto de máxima carga, no sólo física, sino también mental, lo que empezó con mucha ilusión empieza a hacerse demasiado largo, las visitas al fisio empiezan a ser una rutina, sentimientos encontrados: ”quién me mandaría a mí”, “ay Señor, llévame pronto”….IV Media de León, sin apenas descanso 1 hora 23 minutos, por primera vez corro por debajo de 4 minutos el kilómetro, esto me anima mucho para la recta final.

[br /]

                  22 de Abril de 2012, llega el gran día, y ahí estoy yo, preparado para debutar en la mítica distancia de los 42.195 metros con mi hermano Juanma, mi cuñado Juan, mis amigos Boya, Ilu, Pipas, Javi, y otro puñado de compañeros de la ULE. El apoyo incondicional de María, al final ella es la que me permite preparar estos saraos y a la que siempre dedico todas mis victorias, y cuando hablo de victorias hablo de entrar en meta y vencer a mi máximo rival, que no es otro que yo mismo, sí, lo reconozco, soy un tío competitivo, pero es lo que hay. Lo primero que me pregunta resignada al levantarnos “¿qué te toca hoy … a qué hora vas entrenar?”  Me empiezo a preocupar cuando mis hijas me dicen “¿pero también hoy vas a correr? ¿por qué corres todos los días?”

                  9 a.m. dorsal 2851, camiseta naranja, el crono a cero, voy a mear 4 veces en 15 minutos, 12.000 personas, 12 .000 historias, ya en mi cajón, con Pipas y Javi, todos ubicados, nos damos el ya tradicional abrazo, no hace falta decirnos nada, no hacen falta ánimos, no hace falta nada, sólo que den la salida…..PUMMMM pistoletazo, la gente me arrolla, yo me voy a un lado en la Castellana, y trato de controlar mi ansiedad por ir más deprisa, en el mejor de los casos tengo 3 horas por delante, ya les pillaré pensaba, y vaya que si les pillé, jeje. Paso por la Media, 1hora 28 minutos, como un “paisano” ningún síntoma de cansancio todo perfecto, empiezo a trabajar con los geles, he bebido en todos los puestos, un sorbito de agua o isotónico, cada 5 kilómetros repito la operación, kilómetro 30, sin noticias del “señor del mazo”, hasta aquí sabía que no iba a haber problema, lo que viene por delante, eso sí,  eso será todo nuevo. Estoy en la Casa de Campo y diviso a lo lejos una camiseta como la mía, y detecto un correr familiar, es el Pipas, le alcanzo en pocos minutos y me confiesa que va muy "jodido" se le está pasando por la cabeza retirarse, pero no se lo voy a permitir, le paso agua, trato de animarle, y el "Jabato de Rabanal" se pega a mí con un pundonor y una casta digna de admiración, pronto todo el grupeto se hace eco de que el Pipas va tocado y se suceden los gritos de ánimo, gente que no conocemos de nada, con la que sólo hemos compartido una decena de kilómetros se convierten de repente en nuestros mejores aliados: "Vamos Pipas, aquí no se queda ni Dios", gritaba alguno. Salimos de la Casa de Campo y empiezo a vislumbrar la posibilidad de bajar de las 3 horas, algo impensable para mí antes de tomar la salida, parece que el “señor del mazo” no ha venido hoy a Madrid, o al menos he conseguido esquivarle. Kilómetro 36, benditas gomas, benditos acondis, benditos oregones, benditas cuestas, yo estoy muy cansado pero el reloj no se resiente y mis piernas aguantan, me duelen las pestañas, pero aguanto el tirón, que importante el trabajo de fuerza, ahora lo entiendo Fran. Llega la traca final, y todos los que habéis corrido alguna vez en Madrid sabréis de lo que hablo, última media hora cuesta arriba, por si acaso no íbamos lo suficientemente cansados ya. El nutrido grupo de corredores con el que he compartido prácticamente toda la carrera ha ido perdiendo unidades, yo resisto a duras penas, km 39, sólo quedamos 3, sólo hago que adelantar gente y ver corredores sentados en la cuneta, o deambulando de un lado a otro de la calzada con la mirada perdida, el panorama es desolador, por eso me centro en las taloneras de las zapatillas del corredor que va delante de mí, no miro hacia delante, no quiero ver el final de la cuesta, tampoco miro hacia atrás. Cruzo el cartel que marca el Km 41, de repente escucho unos gritos “¡Vamos Alfonso, eres el mejor!”, levanto la cabeza, ahora sí la levanto, y ahí están María, Esther, la futura del Boya y mi hermana Yolanda, me giro la gorra, y aprieto los dientes, me tengo que poner bien derecho, que me vean pasar bien, un tímido saludo agradecido y encaro la recta final del Retiro. Una vez dentro se me empieza a poner la carne de gallina, reconozco que incluso me emociono y se me cae alguna lágrima, sigo corriendo, cuando me quiero dar cuenta ya sólo me separan esos dichosos 195 metros de la meta, por qué no lo dejarían en 42 kilómetros redondos pensaba yo. Veo el crono a lo lejos sobre el arco de meta 2 horas 58 minutos, lo voy a conseguir, beso el anillo, va POR TI, mirada al cielo, también por ti Papá, levanto los brazos y entro en meta como si llegara el primero, me da igual que más de 200 corredores hubieran llegado antes que yo, lo primero que veo es a Javi esperándome un abrazo increíble, pocas cosas son más reconfortantes que un abrazo en línea de meta con un amigo y compañero de fatigas, un par de minutos después llega Pipas, roto y un poquito desilusionado, se ha quedado a un suspiro de bajar de las 3 horas, la próxima vez será, nos abrazamos los tres: “lo hemos conseguido, ya somos maratonianos”.

[br /][br /][br /]

                  Termina la temporada, el verano lo dedico a mantenerme, trotar un poco, salir con la bici, hidratar bien a base de cerveza, jeje. Llega Septiembre y es necesario plantearse un nuevo reto, después de Madrid barajo distintas opciones, Barcelona, A Coruña, Sevilla, ... Al final esta última es la elegida, el encanto de la ciudad, las fechas en las que se celebra, finales de Febrero, con lo que nos aseguramos que evitaremos el calor, el recorrido plano y además Rodrigo Gavela será uno de los responsables del evento y Fran y Rafa estarán implicados en la organización y presentes en el Maratón. Y por si esto fuera poco, dos de nuestros referentes, Alex y Chamar, también correrán allí, con lo que nos emplazamos para el 24 de Febrero de 2013. Otra fecha que fijaremos a fuego en nuestra cabeza y que determinara el nuevo día "D".

[br /][br /]Trato de liar a mis compañeros, y tras alguna reticencia que otra el Pipas, como no, de profesión maratoniano como reza en su facebook, y que juró que el de Madrid sería el primero y el último Maratón de su vida, decide apuntarse, más aun después del "carrerón que nos marcamos en la Behobia". Posteriormente Javi, que finalmente queda apartado de la convocatoria en la última semana por un proceso gripal, y pospone su carrera para Barcelona (17 de Marzo), el Ilu, el Boya y Patri, además de algún otro miembro de la escuela como José Manuel, se suman también al reto. Aunque no participaran en la carrera mención especial a Celes y Gelo, compañeros de viaje en tantos entrenos y fundamentalmente en las tiradas kilométricas de los fines de semana, Valdefresno, Corbillos, Solanilla, la Robla...cuantos pueblos. En 2014 no os libráis zagales!!!

[br /][br /]

                  En esta ocasión estamos más confiados por la experiencia del año anterior, lo cual no quiere decir que le hayamos perdido el respeto al Maratón, nada más lejos de la realidad, nos ponemos en manos de Fran y de Rafa para encarar otras 12 duras pero apasionantes semanas de entrenamiento. Las fechas del Maratón nos obligan a hacer series hasta el día de Navidad o el día de Año Nuevo, pero el maratón es "una novia muy exigente" y no entiende de fiestas ni de horarios, si hay que entrenar se entrena, y punto. HONOR Y GLORIA!!!!! Este ha sido el lema adoptado en esta ocasión, nuestro grito de guerra  y que ha terminado plasmado en nuestras camisetas. Vuelvo a poner énfasis en la importancia y el valor añadido del compañerismos y del sentimiento de pertenencia, sentimos los colores, esto es un deporte individual?? Yo no lo tengo tan claro. Resaltar dos momentos importantes en la preparación, el primero el test de Getafe, Media Maratón, finales de febrero, en un fría mañana y con casi 100 kilómetros en las piernas durante esa semana consigo mi mejor marca no sólo en la distancia, 1hora 18 minutos, sino que de paso mejoro mi crono en 10.000, 36 minutos y 58 segundos. Esto me carga de mucha moral y me permite afrontar con confianza el último mes. [br /]

[br /]

                  [br /][br /][br /]Último escoyo, 15 días antes de la día "D" nos marcamos un entrenamiento increíble desde La Robla a León, 25 Km, por debajo de 4 minutos, y con 8 últimos kilómetros a 3:45, vamos quitando la carbonilla, ya estamos listos. Ahora sólo queda descansar y cuidarse, el trabajo está hecho y lo único que nos preocupa ahora es que aparezca alguna lesión o molestia, los temibles "dolores fantasma", el aductor de Pipas, el gemelo, de Ilu, mis peroneos, puffff!!! Gracias a Leti, Fer, María, Fran e Ita por el soporte este día, coches de apoyo, bicis, agua, sois los mejores.

[br /][br /][br /][br /][br /][br /]

                  Por fin estamos en Sevilla, todos con nuestras camisetas naranjas, dorsal 377, hace frío, pero mejor, yo al menos con calor no voy bien. Los 7150 corredores que tomaremos la salida nos distribuimos en nuestros cajones, nos despedimos y nos deseamos suerte, hemos entrenado duro, así que nuestra autoconfianza nos mantiene serenos. Se acerca el momento y ya estoy sólo con Pipas, nos abrazamos, nos miramos, risa nerviosa, volvemos a mear, HONOR Y GLORIA!!!, saltamos nerviosos, nos golpeamos las piernas, y al ataque. Los primeros kilómetros con el freno de mano echado, las sensaciones son buenas, estabilizamos el crono en los 4 minutos el kilómetro, yo me he planteado intentar rebajar la barrera de las 2 horas 50. Permanecemos juntos hasta casi la Media Maratón, 1 hora 23 minutos, vamos muy bien, tenemos un grupo majo, que pronto, sin quererlo transformo en una hilera, vamos que les pongo en fila rápido, he metido un piñón más pequeño y empiezo a correr. "Alfonsooo, tienes prisa??" me grita Pipas desde atrás. El caso es que iba muy a gusto y hago los 10Km más placenteros y rápidos de toda la carrera, 3,45-3,50 el kilómetro, no me olvido de los geles, bebo un sorbito en cada punto habilitado al efecto, me refresco con las esponjas, el parque de María Luisa, la Plaza de España, la Giralda, sin quererlo ya estoy en el 35, y es aquí señores donde realmente empieza el Maratón, de nuevo la fuerza de las piernas me doy cuenta que va a ser la clave, pero hemos entrenado bien, mis parciales suben un poco, siempre por debajo de los 4 minutos, pero voy bien, dentro de lo que se puede llamar ir bien después de más de dos horas y cuarto corriendo. A medida que me acerco a la Isla de la Cartuja y van quedando menos kilómetros empiezo a hacer cuentas, si "el señor del mazo" me lo permite el objetivo de bajar de 2:50 está cumplido, así que tranquilidad y para adelante. La entrada al estadio es algo espectacular, bajas por un túnel y de repente te ves allí, en el mismo escenario donde Abel Antón fue Campeón del Mundo en el año 99, quedan 300 metros, esto ya no lo puedo explicar, enfilo la recta de meta con los brazos levantados, de hecho creo que llevo más de un minuto corriendo así, mi ritual, beso el anillo, mirada al cielo y entro saltando en la meta, 2 horas 45 minutos 53 segundos, el 144, casi nada, recibo las felicitaciones de Fran y lo que más agradezco un sentido abrazo de Alex, que ha sufrido muchísimo por un problema en el pie, pero que a pesar de su gran disgusto, yo en ese momento lo desconocía, espera en meta para abrazarme. No sabes cuánto te agradezco ese gesto. Eres el mejor, y recuerda “Pain is temporary”, como decía el gran Mohamed Alí. Besos a la grada buscando con la mirada a María, abrazo con Chamar, que también se ha marcado un carrerón, y acto seguido aparece Pipas en el estadio, se va quitar la espina de Madrid y con creces, 2:49, nos fundimos en un abrazo, increíble, y luego con Ilu, también sub3, eres grande, nunca más te diré que corres para atrás, llega Patri, fresca como una lechuga, y el Boya, levantando 4 dedos al cielo, uno por cada Maratón completado, casi nada. Todos hemos logrado vencer la distancia. Después de más de media hora en la línea de meta y ver gente entrar me doy cuenta de lo grande que es el maratón y todas las sentimientos que desata, todo el que llega, me imagino que los que se disputan la carrera sea otra historia, saltan, lloran, no se sabe si de alegría o dolor, ríen, lanzan besos al aire, a los escudos del a camiseta, miran al cielo, se abrazan, hacen gestos extraños que sólo el que los hacen sabe de su significado, cuanto nos hemos imaginado todos ese momento, cuando estás en la recta de meta, parece una paradoja, pero ahora no quieres que se acabe nunca.

[br /]

                  El año que viene ya se verá donde y cuando, pero iremos a por la tercera, eso seguro.

 

 

[i]"Si quieres ganar algo, corre los cien metros. Si quieres vivir una experiencia, corre un maratón" [/i]

                                                                                                                                                                               EMIL ZATOPEK

 

 




Desconectado yontho

  • Administrador
  • Veterano
  • *****
  • Mensajes: 10.147
  • Reputación: +73/-11
  • RUNNING FREE
    • RUNNING FREE
Re:Alfonso Salguero: DOS45, historia de un maratoniano
« Respuesta #1 en: Lunes 23 de Febrero de 2015, 19:20:57 »
       



Desconectado yontho

  • Administrador
  • Veterano
  • *****
  • Mensajes: 10.147
  • Reputación: +73/-11
  • RUNNING FREE
    • RUNNING FREE
Re:Alfonso Salguero: historia de un maratoniano
« Respuesta #2 en: Jueves 23 de Junio de 2016, 17:55:56 »


 

Powered by EzPortal


Estalia by Smf Personal
Página generada en 1.19 segundos con 31 consultas.